Inicio

Fauna

 

Anfibios

Aves

Mamíferos

Invertebrados

Reptiles

 

En la Reserva Natural Faro Querandí se pueden encontrar muchas especies:

La observación de animales en las dunas costeras es una actividad sumamente gratificante y entretenida, pero requiere un importante caudal de paciencia, silencio y atención.
A excepción de las aves, la mayoría de los animales de las dunas son solitarios, tienen hábitos nocturnos y se refugian en cuevas; características que los definen como seres difíciles de detectar, al menos para el ojo humano. Además, suelen tener coloraciones muy bien adaptadas a la vida en la arena, gracias a las cuales resulta fácil confundirse con el entorno y pasar desapercibidos. Por ello, una buena alternativa es interpretar sus signos y restos, (tales como huellas, heces, huesos, pelos) para deducir cuestiones relacionadas a su presencia y actividad.

La fauna presente dentro de la gran quietud y el aspecto inerte del ambiente de la Reserva es, sin embargo, de gran riqueza. Lo podemos dividir en tres ambientes: 1) playa y costa, 2) dunas y espejos de agua y 3) pastizales, bajos y bañados.
Es importante destacar que los ambientes, aunque de por sí integran una estructura, interaccionan entre ellos. Las comunidades de animales se movilizan en busca de alimento, nidificación y protección. Por ahora no nombraremos a los insectos.

1) Ambiente de playa y costa:

Empezando por el mar, las especies de peces que pueblan el frente costero son más que abundantes: tiburón Bakota, chucho, raya espinosa, pejerrey, brótola, burriqueta, escalandrum, entre otros. Se avistan Ballenas francas, delfín piloto, marsopas, toninas, etc. Dentro del resto de los seres vivos que habitan el mar podemos enumerar gran variedad de moluscos: oliva oreja, voluta negra, almejas, berberechos, etc. crustáceos: camarones, langostinos y algunos cangrejos. Son visitantes frecuentes de la playa el lobo marino de dos pelos y de un pelo y algo más raro el elefante marino. Las aves suman la mayor cantidad de especies en la Reserva, llegando a no menos de 200. En esta zona se encuentran entre otros el pingüino Magallánico, macá, albatros, petreles , ostrero común quién coloca sus huevos al pié de las dunas y esta zona es la más al norte de su distribución geográfica, gaviotas, gaviotines, chorlos, teros, chimangos, sobrepuestos, etc. Todavía los insectos no han sido estudiados.


2) Ambiente de dunas y espejos de agua:

Dentro de los mamíferos se encuentran los: tuco-tuco, liebre, zorro gris, etc. Ya se empiezan a divisar aves como el tero real, caranchos, lechuzitas, patos, etc. Empiezan a aparecer los reptiles: culebras, lagartijas, dentro de las cuales se encuentra la Liolaemus Multimaculatus que es una especie endémica, lo que significa que sólo habita las dunas del litoral Atlántico Bonaerense y por último vemos a algunos anfibios en los espejos de agua como los escuerzos. Todavía los insectos no han sido estudiados.


3) Ambiente de pastizales, bajos y bañados:

Se observan más cantidad de mamíferos como el cuis, carpincho, comadreja, zorro gris, vizcacha, mulita, peludo, coipo y otros roedores. Puede llegar a divisarse el gato montés y más raro aún sería el de los pajonales. Dentro de las aves se suman a las anteriores el chajá, los patos, gallaretas, lechuzitas, taguató, pico de plata, cisne de cuello negro, dragoncitos, monjitas, cigüeña, etc. y ocasionalmente ñandú. Todavía los insectos no han sido estudiados.

 

 

Arriba