Inicio

La importancia de que la Reserva Natural Faro Querandí quede protegida por la Ley 10.907

 

Fundamentos:


Considerando que la Reserva Natural Municipal Faro Querandí fue creada por la ordenanza municipal nº 1487 el 18 de noviembre de 1996 en donde participaron distintas asociaciones civiles, grupos ambientalistas, organismos oficiales y otros actores sociales y que hasta hoy en día aun no ha sido implementada de manera completa. Solicitamos que dicha área protegida quede bajo la protección jurídica de la ley 10907.

La Reserva Natural Faro Querandí tiene como objetivo preservar íntegramente el ecosistema de dunas costeras en su estado natural, junto con las especies de flora y fauna que en el habitan.
Esta reserva es compatible con las llamadas de uso múltiple donde se permite aquellas actividades que no afecten al medio ambiente, tales como la investigación científica, el ecoturismo, la educación ambiental y la recreación. Es posible también llevar a cabo estudios de manejo y conservación del ecosistema.
Tiene una superficie de 5.757 hectáreas y esta ubicada A 5 Km. al sur de la localidad de Mar Azul hasta el límite sur del partido, el cual limita con Mar Chiquita.
Debido a la falta de implementación la reserva no cuenta aún con la infraestructura necesaria para poner en práctica su plan de manejo aprobado en el año 2004.

El turismo es un recurso que debe ser aprovechado mereciendo un buen manejo para un desarrollo sustentable. Incentivando el avistaje de aves, la observación, etc. y proponiendo la visita en la variedad de Reservas que hay en la región como paquete de un verdadero ecoturismo.
Se deberá dar mayor lugar al aspecto cultural, tanto a las presencia del grupo querandí tan frecuente en la toponimia del lugar, incluido el faro, como a la del gaucho.


Desde una óptica más extensa la reserva tiene un inmenso valor natural, cultural e histórico:


• Representa el paisaje costero original de la costa Pampeana (valor como patrimonio natural) donde se encuentran representados siete ecosistemas: Playa, dunas vivas, dunas semifijas, dunas fijas, Bañados, pastizal pampeano y bosque exótico.
• Protege la biodiversidad autóctona.
• El sistema de dunas costeras es hábitat de especies endémicas, es decir, que poseen un alto valor de conservación por el carácter restringido de su distribución, senecio crassiflorus, androtrychium trigynum cuya distribución se limita a la costa marina desde el sur de Buenos Aires hasta Chubut; un roedor cavícola, el tucotuco de las dunas, Ctenomys talarum, endémico de las dunas costeras de Buenos Aires, y la lagartija de las dunas, Liolaemus multimaculatus, hallada únicamente en las dunas de la costa atlántica bonaerense hasta Río Negro.
• En la Reserva en la zona de bajos anida la Monjita Dominica (Xolmis dominicanus), una especie de ave en peligro de extinción en nuestro país, que encuentra en esta zona su última población provincial. La especie está incluida en la categoría En Peligro a escala Nacional (Resolución Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable Nº 348/2010) y Vulnerable a escala internacional (IUCN).
• Desempeña servicios ecológicos. Entre estos servicios podemos mencionar la generación de oxígeno y fijación de dióxido de carbono. La captación de aguas y el funcionamiento a nivel cuenca. El efecto de barrera y sumidero de diversos contaminantes, la formación y fijación de costas, la regulación climática a nivel local y su contribución al clima regional. Importante aporte de sedimento (arena) para las urbanizaciones turísticas que se encuentran al norte: Mar Azul, Mar de las Pampas, Carilo, Pinamar entre otras.
• Contiene la erosión costera.
• Resguarda un importante reservorio de agua dulce y potable.
• Es el ámbito ideal para educación ambiental e investigación científica.
• Permite adoptar formas de desarrollo sustentable, Ej.: ecoturismo. esparcimiento, recreación, práctica de deportes y actividades al aire libre, desarrollo de eventos sociales diversos, etc
• Tiene un importante valor escénico y recreativo.
• Resguarda más de 100 especies de plantas nativas muchas de ellas medicinales.
• Numerosas aves encuentran aquí su lugar para vivir o un lugar de descanso y alimentación como los son las aves playeras, Presencia de especies globalmente amenazadas Monjita dominicana (Xolmis dominicanus), Gaviota cangrejera (Larus atlanticus), Chorlo ártico (Pluvialis squatorola) ;Especies de distribución restringida Espartillero pampeano (Asthenes hudsoni), Espartillero enano (Spartotonoica maluroides), Pajonalera pico curvo (Limnornis curvirostris); Congregación de aves playeras, Gaviotín golondrina (Sterna hirundo),
Gaviotín sudamericano (Sterna hirundinacea); Especies de particular interés; Playerito unicolor (Calidris bairdii), Playerito rabadilla blanca (Calidris fuscicollis) , Playerito blanco (Calidris alba), Salteador chico (Stercorarius parasiticus), Gaviota chica (Larus pipixcan)
• El área se encuentra catalogada como Área Valiosa de Pastizal, según estudios efectuados por la Fundación Vida Silvestre Argentina (Bilenca y Miñarro 2004) por lo que con su protección legal se estaría efectuando un significativo aporte a la conservación de “uno de los biomas del país que más transformaciones han sufrido a causa de la intervención humana” (Brown et. al 2006).

Luego de la declaración de la reserva se realizaron los siguientes pasos con el objetivo de conservar debidamente el área.

Cronología

1996 – Se crea la Reserva Natural Municipal Faro Querandí por Ordenanza N*1487/96


1997- 1º curso de capacitación del personal del litoral este de la Provincia de Buenos Aires dirigido por Ricardo cañete del Ministerio de Asuntos Agrarios, con la participación de la municipalidad de Villa Gesell, municipalidad de Mar chiquita, Universidad de Mar del Plata y Universidad de la Plata.

1998- Prácticas del curso en la Reserva Natural Faro Querandí, en la Reserva Histórica Pinar del Norte y en La Reserva de biósfera de Mar Chiquita con una duración de 6 meses donde se monitoreo el lugar, se realizaron guiadas, prevención e información tanto al turista como al lugareño.

1999- Se trabajo en las reservas por otros 6 meses cobrando con planes trabajar. Al no tener respuesta de trabajo más serio por parte de la Municipalidad de Villa Gesell esto se termina.

2000- Se crea la Asociación de Amigos de la Reserva la cual redacta y publica el primer Informe con datos del Área y una propuesta de manejo.

2001- Convenio técnico con La Administración de Parques Nacionales a través de la secretaría de turismo de la Nación, El guardaparque nacional Eraldo Frega redactó un diagnóstico del estado de la reserva y los problemas de conservación.

2002- Zonificación aprobada por ordenanza N*1696/2002 y la de tránsito por playa en la Reserva N*1697/2002.

2003- A partir de este año se realizan varios estudios científicos, desde la Universidad de Mar del Plata, la universidad Nacional de Buenos Aires, y otros en relación a la zona de estudio y a especies claves que habitan en el lugar desde la Fundación Félix de Azara y la Universidad nacional de la Plata.

2004- Programa estratégico de Manejo aprobado por ordenanza N*1805/2004.

2005/06/07/08 Se realizan Campamentos científicos con el E.E.M.

2010- El Club de observadores de aves de Villa Gesell junto a la Asociación civil Alamar obtiene el premio “Conservar la Argentina 2010” de Aves Argentinas con el que lleva adelante el proyecto “Presencia de la Monjita Dominicana en la Reserva Natural Municipal Faro Querandí”.

2012- Incendio de 800 hectáreas aproximadamente por imprudencia de una caravana de 4x4.

2014: Se realiza el 2º Curso de Guardaparques


2015: Luego de 19 años de haber sido creada, la Reserva Natural Municipal Faro Querandí cuenta con un Cuerpo de Guardaparques el cual comienza a trabajar en la implementación del plan de manejo, montando una casilla en el ingreso de la Reserva y brindando información al visitante.


2016: Al puesto de Guardaparques se anexa un “Container” destinado para la construcción de un centro de interpretación para el visitante. El cuerpo de guardaparques realiza tareas de control y mantenimiento, limpieza, información y educación ambiental
. Actualmente, la municipalidad junto con la Administración de Parques Nacionales trabaja para la creación del Parque Nacional Faro Querandí…


En todos estos años se realizaron actividades add honorem por un grupo de egresados de dicho curso:
Campamentos recreativos, científicos con alumnos de secundaria, guiadas, charlas en escuelas, jornadas de capacitación, debates, recorridas.

Desde el año 1996 la Reserva Natural Mar Chiquita genera políticas de conservación de La Reserva Faro Querandí buscando la integración de un corredor funcional de conservación del ecosistema dunícola oriental.

Comentarios y observaciones:
Para ser un área relativamente pequeña es llamativa la cantidad de especies endémicas y amenazadas. Para la provincia de Buenos Aires y para Argentina en general, sin duda es un área que reviste un particular interés, ya que es prácticamente única en la posibilidad de albergar todas las especies mencionadas en la lista. Todo esto lleva a alertar sobre la necesidad de encarar gestiones para que la conservación de esta reserva sea efectiva. (Juan Pablo Isacch)

Problemas de conservación.

Sin duda el avance de la urbanización costera sobre el sistema de dunas de la Provincia de Buenos Aires es preocupante. En la Barrera de dunas oriental (de Punta Rasa a Mar del Plata), prácticamente no existen zonas de dunas sin urbanizar (una excepción es la Reserva Mar Chiquita). El crecimiento de la demanda de bienes y servicios urbanos implica asimismo un incremento de las demandas de suelo donde asentarlos, con la consecuente presión sobre el cordón dunícola, el acuífero y el ecosistema en general. El avance de construcciones sobre los médanos costeros, ha quebrado el equilibrio natural existente, profundizando drásticamente los procesos de erosión costera

La falta de implementación del plan de manejo de La Reserva Natural Faro Querandí depende del Municipio de Villa Gesell. Esta área natural no posee infraestructura adecuada, tampoco personal para su eficiente manejo. Sumado a eso, hay crecientes presiones por el avance de grandes emprendimientos urbanísticos. Esto debe ser una llamado de alerta para tomar medidas urgentes para efectivizar su conservación.

Además otro impacto relevante sobre este sistema es la circulación de vehículos 4x4, cuatriciclos y motos, este genera erosión sobre el sustrato arenoso considerando la poca cohesión de las partículas de dicho material afectando a la absorción del agua de lluvia la cual genera la recarga del acuífero. Así mismo genera importante impacto sobre la débil cobertura vegetal de las dunas. Estos sistemas son relativamente frágiles a la pérdida de cobertura vegetal, con consecuencias marcadas sobre la pérdida de hábitat por la erosión.

Además la forestación exótica de la Barrera Oriental y norte del área, afecta fundamentalmente a la conservación de los pastizales psamófilos. Esta está muy desarrollada con especies como Álamo, Acacia y Pino que además son invasoras. Estos pastizales albergan muchas especies de hierbas y arbustos nativos que son el hábitat de muchas especies animales arenícolas las cuales son altamente fieles a las mismas. Y a una particularidad de aves de pastizal.


Consideramos urgente la necesidad de proteger nuestros espacios naturales por ley 10907 como Reserva Natural Municipal Faro Querandí.

 

Atrás Arriba