Inicio

Ñandú Común (Rhea americana)

 

Orden: Struthioniformes
Familia: Rheidae
Género: Rhea
Especie: R. americana

Otros nombres: Rhea americana que quiere decir Diosa de América. Avestruz americano, suri, choique. Las crías pequeñas de ñandú son llamadas “charitos” y los ñandúes jóvenes (a los que se les atribuye mucha torpeza) son llamados “charavones”.

Características: Mide 1,50 m. el macho y la hembra es un poco más chica. El peso es de aproximadamente 30 a 35 kg en el macho y alrededor de los 25 kg en la hembra. Es el ave más grande de América sin llegar al tamaño del avestruz con el que se asemeja aunque presenta grandes diferencias internas y externas. Por ejemplo tiene tres dedos en las patas en vez de dos como el africano. Pico gris. Alrededor de los ojos y oídos no posee plumas, sino que están rodeados estos por piel rugosa. Pequeña cabeza y dorso ceniciento uniforme. Largas y fuertes patas grisáceas no emplumadas.Corona, base del largo cuello y pechos negros.La hembra con menos negro. Vive promedio 15 años. Se trata de un ave corredora, incapaz de volar.

Costumbres: Vive en la llanura. Es gregario, se mueve de a tres, cuatro a veinte o más. En época de celo o con crías afronta tanto al hombre como a un animal que se le acerque. Se alimenta de hierbas, semillas, brotes tiernos, insectos y en cautividad se muestra capaz de ingerir casi cualquier cosa. Bebe agua a picotazos. Es perseguido por su carne y plumas, también por considerárselo perjudicial a la agricultura, a causa de ello sus poblaciones merman. En algunos establecimientos permanecen por razones estéticas o de conservación.

Reproducción: La reproducción es estacional, dándose en primavera y principios de verano. Se da la poligamia con poliandria secuencial. Los machos luchan por sus jerarquías y los que consiguen un territorio construyen en él su nido. En la naturaleza se estima que solo un 20% de los machos entran anualmente en reproducción. Los ñandúes alcanzan su madurez sexual a los 16 meses de vida, reproduciéndose recién en la segunda primavera (2 años de vida). Se dan casos de precocidad, pero son poco importantes. El macho consigue a su harén, de entre 4 y 10 hembras, a las que corteja desplegando sus alas y copula cuando estas se muestran receptivas (sentadas y golpeando el suelo con su cabeza). Una vez construido el nido, un grupo de hembras comienza a pasar diariamente por el mismo y a poner huevos. Esta puesta se da aproximadamente a las 14 horas, temprano en la tarde. Los huevos nuevos se reconocen por su característico color amarillento, el cual van perdiendo con los dí­as, para quedar blancos. Durante este tiempo el macho cuida su nido pero recién comienza a incubar a los 9 dí­as. Se calcula que un macho puede incubar efectivamente unos 25 huevos, y en nidadas mayores hay un número importante de pérdidas. El macho acomoda los huevos en su nido y se pone a incubar, por un período de 40 dí­as, en el cual casi no se alimenta. Es una gran inversión de un animal, por lo cual debe asegurarse el éxito. Por esto no todos lo machos se reproducen cada año y es también por esto que ante las perturbaciones se puede dar un abandono del nido. Se puede dar, aunque no muy comúnmente la incubación colectiva, con nidos de dos machos pegados o muy próximos. Incluso se da el robo de huevos entre estos. Los huevos después de los 31 dí­as, alcanzan el desarrollo casi total y disminuyen su metabolismo. Cuando comienzan a llegar a los 40 dí­as se da una estimulación, por comunicación, entre huevos que estimula al nacimiento. Esto es una estrategia ecológica para conseguir un nacimiento coordinado. El macho no podrí­a estar incubando y cuidando charabones. Los charabones son nidífugos, nacen con plumón y en pocas horas son capaces de moverse por sí mismos. Pasarán los primeros meses de vida con su padre, que les enseñará a comer, refugiarse, los protegerá del frío y los depredadores. Se han observado en la naturaleza casos de adopción de charabones por machos que ya tení­an su grupo de charabones. Además en zonas con poblaciones importantes es frecuente ver en situaciones de posible peligro para los charabones que se juntes grupos de charabones de distintos machos. (http://www.infogranjas.com.ar/nandues/reproduccion-del-nandu-rhea-americana)

Hábitat: Se encuentra exclusivamente en Sudamérica. Habita zonas de pastizales naturales y algunas pasturas y cultivos, también estepas, sabanas y el cerrado.

Vulnerabilidad: Casi amenazada.

Probabilidad de observación: lll Escasa. Poca posibilidad de observar

Residente permante. Nidifica en el área.

click para ampliar

Atrás Arriba