Inicio

Hornero (Furnarius rufus)

 

click para ampliar

Orden: Passeriformes
Familia: Furnariidae
Género: Furnarius
Vieillot, 18162
Especie: F. rufus

Otros nombres: Caserita, Casero, Albañil, Alonsito, Ogaraití, Joao de los barros en Brasil, tiluchi en Bolivia y Alonzo García en Paraguay.

Características: Mide 18 cm. no habiendo diferencia entre macho y hembra. El plumaje tiene colores más vivos y el pico más negro el macho. Dorso pardo o castaño. Ventral ocráceo, gris o acanelado. Cola rufa. Garganta blancuzca. El pico y las patas son de color gris oscuro.

Costumbres: Ave nacional Argentina. Es muy elegante en su andar y muy confiado. Bastante terrícola. Se alimenta de insectos y otros pequeños invertebrados como lombrices, caracoles, gusanos y arañas que encuentra en tierra e incluso a orillas de lagunas. es capaz de capturar pequeños peces y renacuajos para su consumo. Ocasionalmente se nutre de semillas, vegetales, frutas y pan. Protege el sembrado de insectos dañinos. Es un ave sedentaria, de vuelo corto y bastante territorial. El canto del macho es diferente al de la hembra. Mientras que el canto del macho está exclusivamente compuesto por un tipo de nota que se repite a un ritmo cada vez mayor, el canto de la hembra está formado por dos tipos de notas y se desarrolla en una frecuencia más alta que el canto del macho. Al encontrarse, la pareja de horneros realiza el canto a dúo con el cuello estirado, la cola extendida y agitando levemente las alas. Por otra parte, los llamados del hornero común son detallados como un insistente y constante «krip» metálico, que también es usado como voz de alarma ante la presencia de posibles amenazas y depredadores. Los principales depredadores del hornero común son las aves de presa, serpientes, lagartos, comadrejas, zorros y otros félidos.

Reproducción: Característico nido de barro con forma de horno. El nido es construido en otoño y ambos miembros de la pareja intervienen en su edificación. Durante esa época las glándulas salivales se hipertrofian (funcionan más, utilizando esa saliva para cementar los materiales utilizados). Acarrean con sus picos el barro, al que le agregan raíces y pastitos, y así van dando forma al horno. Para su emplazamiento eligen por lo general lugares visibles: ramas gruesas de árboles, postes y techos. Consta de dos cámaras, una anterior, de entrada, separada por un tabique de la posterior para incubación y cría. Aunque se conservan durante 2 o 3 años, cada temporada construyen 1 o 2 nidos nuevos, a veces uno encima del otro, como un edificio. Los nidos abandonados son disputados por ratoneras, jilgueros, golondrinas y gorriones. En zonas rurales hace el nido sobre postes, palos, tranqueras, etc, y en zonas urbanas sobre cornisas, postes de alumbrado, aisladores de líneas eléctricas, aleros, molduras, ventanas,etc. Se reproduce durante la primavera y el verano austral. Es un ave monógama y generalmente las parejas de horneros comunes permanecen juntas por un tiempo indefinido, incluso de por vida. En algunas ocasiones, la hembra realiza dos posturas al año. La hembra deposita de tres a cuatro huevos, que ambos sexos ayudan a incubar, por 17 días aproximadamente, siendo la hembra quién permanece en el nido durante la noche. El tamaño promedio del huevo es de 28 mm x 22 mm. de color blanco opaco y poseen una forma ovalada. Los polluelos son alimentados con libélulas, orugas, moscas y otros pequeños insectos e invertebrados, permaneciendo en el nido alrededor de 25 días, comienzan a abrir sus ojos a los 4-5 días, consiguen la mayor parte del plumaje en 16–17 días y en la última semana que permanecen en el nido los jóvenes horneros ya pueden realizar las vocalizaciones de un adulto. Durante las primeras tres semanas luego de abandonar el nido, los polluelos lentamente se independizan de sus padres, aunque permanecen en el territorio por aproximadamente nueve meses e incluso pueden ayudar a construir el nido para la próxima temporada de reproducción.

Hábitat: Es endémico de América del Sur y está presente en una amplia variedad de hábitats. Sudeste de Brasil, Uruguay, Paraguay y en Argentina casi todo el norte y centro. Suele internase en las ciudades, pero es común en áreas semiurbanas y urbanas.

Vulnerabilidad: Preocupación menor.

Probabilidad de observación: VI Muy abundante.

Residente permante. Nidifica en la zona.

 

 

foto: Magalí Rodríguez

click para ampliar

Atrás Arriba