Inicio

Lechuza Vizcachera (Athene cunicularia)

Foto: Juan Avalos

Orden: Strigiformes
Familia: Strigidae
Género: Athene
Especie: A. cunicularia

Otros nombres: mochuelo de madriguera, lechuza de campo, lechucita de las cuevas, urucure-á, kitep.

Características: Mide 25 cm., siendo la hembra un poco más grande. Parte dorsal pardo con lunares blanquecinos y algunos canelas. Cuello y pecho blanquecinos con barras pardas y ocres. Abdomen blanco. Tiene iris amarillo. Pico crema. Las patas son muy largas con plumas blancas o beige y la cola barrada corta. Ceja y garganta blancas.

Costumbres: Es de las aves típicas de Argentina. Bastante solitaria, andan en pareja o solas, nunca en grupos. Terrícola. Erguida. Es más diurna que nocturna, se la ve posada sobre postes y alambrados o cazando a plena luz del día. Se la ve "cabeceando" hacia adelante cuando se siente observada y amanazada. De costumbres sedentarias, eligen el lugar de la madriguera y la conservan para toda la vida. Se alimenta principalmente de roedores y de insectos aunque su dieta es muy variada y comprende anfibios y ofidios de mediano tamaño. Caza aferrando fuertemente a su presa con las garras, tanto que muchas veces pierde el equilibrio y cae al piso. Vuela a poca altura con las alas en continuo movimiento y antes de descender se eleva para dejarse caer bruscamente. Fue perseguida por considerarla ave de mal agüero, sin embargo es muy útil para la agricultura y el para el ser humano en general por las plagas que consume.

Reproducción: Anida en verano (en el hemisferio norte de mayo a agosto). Nidifica en el suelo, ocupando y refaccionando cuevas o madrigueras echas por otros animales o construyéndolas ellas mismas. Excava hasta 2 mts. de largo bajo tierra en sentido oblicuo. En la entrada se suele encontrar gran cantidad de caparazones de cascarudos, a los que es muy afín. En el interior reina un olor bastante desagradable. Pone los huevos en noviembre y también en marzo, 5 o 6 en cada postura de forma ovalada, ancha y blancos inmaculados, de 32 por 27,5 mm.
Son muy protectores con sus pichones y los defienden de cualquier intruso. Construyen otra cueva cerca de la primera para guardar las presas que van cazando, tipo despensa y poder comerlas cuando les haga falta o para sus crías.
El pichón presenta un plumón blanco que a la semana va tornándose gris azulado claro, para después volverse marrón crema en todo lo inferior del cuerpo y en la cabeza. A los quince días comienzan a asomar los canutos de las verdaderas plumas del tono de los adultos, comenzando por las alas.

Hábitat: Bolivia, Chile, Paraguay, Uruguay y en todo nuestro territorio, incluso en el norte de Tierra del Fuego y en la Cordillera de los Andes. Prefiere los parajes sin árboles ni arbustos. Muy abundante en todas las zonas y más en las pampas bonaerenses.

Vulnerabilidad: Preocupación menor.

Probabilidad de observación: IV Frecuente. Fácil de ver.

Residente permante. Nidifica en el área.

 

 

foto: Juan Avalos

 

Atrás Arriba