Inicio

Monjita Dominica (Xolmis dominicanus)

Orden: Passeriformes
Familia: Tyrannidae
Género: Xolmis
Especie: X. dominicanus

Otros nombres: monjita dominicana (en Argentina y Paraguay) (Xolmis dominicanus, antes conocida como Heteroxolmis dominicana), también denominada monjita dominica (en Argentina), viudita blanca cola negra (en Uruguay), viudita blanca grande (en Uruguay) o noivinha-de-rabo-preto (en portugués, en Brasil). Heteroxolmis dominicana dominicana BirdLife International (2000)
Heteroxolmis dominicana dominicana Collar et al. (1.994)
Heteroxolmis dominicana dominicana Sibley y Monroe (1990, 1993)
Xolmis dominicana Collar y Andrew (1988)
Xolmis dominicana Stotz et al. (1996)
Xolmis dominicana BirdLife International (2004)

 

La Monjita Dominica es un ave exclusiva de sudamerica, esta especie está clasificada como vulnerable debido a  la modificación de su  hábitat, está experimentando una rápida reducción de su población, se encuentra en peligro de extinción a nivel nacional y en crítica situación en la provincia de Buenos Aires.

En villa Gesell habita en la Reserva Natural Municipal Faro Querandí, en la zona de pastizales abiertos cercanos al agua que bordean las dunas costeras.

 

DESCRIPCIÓN.

Mide 19 cm. casi totalmente blanca con alas y toda la cola negras. Pico y ojos negros. Hembra: cara, cabeza y espalda grises, se forma una “V” blanca entre el negro de las alas y el gris de la espalda.
Se alimenta en vuelo y en el suelo arenoso de gusanos, gatas peludas u otros artrópodos.

La monjita es un ave muy silenciosa, solo escuchamos el  canto de una hembra cuando estaban sus pichones en el nido. También es muy observadora y paciente, se la ve de lejos posada sobre cortaderas o cardas, como vigilando desde lo alto, esperando algún insecto para alimentarse o para cuidar su cría.


En nuestras recorridas encontramos 8 parejas, distribuidas a lo largo de varios kilómetros entre 6 y 8 km. Encontramos dos nidos en la paja mansa (Paspalum quadrifarium), sobre o al lado del agua, a una altura media. De las parejas observadas se pudo seguir el crecimiento y desarrollo de algunos pichones, a partir del mes de diciembre…….” Nos asombró como sus padres alimentaban a los pichones aun cuando estos ya tenían un tamaño adulto…”

Conservando el hábitat de la Monjita dominica estaremos cuidando un centenar de especies de particular interés que utilizan este ambiente para anidar y alimentarse, aves como el federal, la pajonalera pico curvo, el espartillero enano, curutié ocráceo, cachilo canela, gavilán ceniciento, etc.

La mejor manera de ayudar a la Monjita dominica para que no se extinga es conservar su ambiente natural, ayudanos a preservar la RESERVA NATURAL FARO QUERANDÍ.

Vulnerabilidad: Vulnerable. Disminuyendo.

 

 

Atrás Arriba