Inicio

Petrel gigante común (Macronectes giganteus)

click para ampliar

Orden: Procellariiformes
Familia: Procellariidae
Género: Macronectes
Especie: M. giganteus

Otros nombres: abanto marino antártico, petrel gigante antártico, petrel gigante del sur.

Características: 95 cm. Mide hasta 2,15 metros de envergadura alar. Gris pardusco oscuro (fase blanca en aguas australes), que se torna gris o blancuzco en la cabeza y el cuello, acentuándose con la edad. Grueso pico amarillento con ápice oliva, con tubo nasal muy pronunciado. Patas grises. Ojos grises o blancuzcos, a veces castaños. En vuelo lleva la cabeza levemente extendida, lo que destaca el cuello. Juvenil: Pardo a negro. Plumaje variable. Patas oscuras, ojos castaños.

Costumbres: Solitario o a veces en grupo. Atrevido. A menudo en las playas y puertos, camina de manera torpe con las alas desplegadas. Como todos los Petreles se caracteriza por su vuelo rasante. Se alimenta de animales marinos, aves pequeñas que atrapa en tierra y también de carroña. Se ve a gran distancia de las costas. Es una de las variedades más amplias de los petreles.

Reproducción: Cría en islas o costas, siempre en lugares escarpados para evitar depredadores. Durante el cortejo emte voces algo parecidas a los relinchos de un potrillo. Los nidos están separados por 2 o 3 metros uno de otro. Pueden ser desde un cono ahuecado en el barro y vegetación, hasta una excavación de poca profundidad forrada con material vegetal. Pone un solo huevo blanco. El pichón nace en diciembre. Si es molestado expele un fluido oscuro y aceitoso desde el pico hasta una distancia de 2 metros. Ambos padres lo cuidan, muda en febrero y es abandonado poco después. El pichón permanece en el nido uno o dos meses en ayunas hasta que por el hambre comienza a volar.

Hábitat: Habita todos los mares del hemisferio sur hasta la Antártida, en nuestro país se lo encuentra en todo su litoral marítimo.

Vulnerabilidad: Preocupación menor.

Probabilidad de observación: VI Muy abundante.

Cría en Antártida, Malvinas e Islas del Atlántico Sur, entre septiembre y octubre.

Posible confusión: Se puede confundir el juvenil con el Petrel Barba blanca (Procellaria aequinoctialis), pero este último es más chico y oscuro, tiene el cuello más corto, sostiene sus alas más rectas y no sobrevuela las playas.

Atrás Arriba